jueves, 13 de octubre de 2005

Mi piso y sus plantas III

Ayer hizo nuevamente su propio compost. Esta vez no cometí error alguno. No di lugar a ello.
-"Quieres pasta"
-"No, gracias"

Sencillo, directo y a la vez efectivo. Siempre me lo enseñaron asi, ¿por qué no lo pondré en práctica más a menudo?.

Hoy os voy a hablar de la lluvia.
La lluvia, de la cual tan necesitada está nuestra peninsula iberica tiene varias propiedades, y no me refiero a que sea humeda, caiga hacia abajo y esas cosas que a nuestra edad ya todos conocemos. Se trata de una propiedad que creo que no sabemos apreciar, limpia. En epocas de sequía, las grandes urbes tienen los niveles de contaminación por las nubes, nunca mejor dicho. Asi ciudades como Madrid y por el estilo se hacen inhabitables, y no digamos de otras como las del lejano oriente.

También es muy común entre la gente que tiene plantas, ademas de regarlas, lavarlas con pequeños espolvorizadores de agua, del estilo de los limpiacristales, sobre todo esto es asi con las plantas de grandes y carnosas hojas, por ejemplo, los ficus.


foto sacada de:
http://www.anbg.gov.au


Está claro que esto lo debe hacer un jardinero.

Y direis, ¿tantas vueltas para qué?

Este ficus, se alimenta. Ya hemos hablado de su compost, y de su preparación. Un compost rico en nutrientes y diversas especias. Pero, ¿se riega?, es decir, ¿obtiene su base de agua de algún modo?.

Analicemos su modo de vida:
Se levanta, va a trabajar, vuelve, come, se sienta a ver la... bueno, se sienta, se va a trabajar, vuelve y se sienta. Cena y se acuesta.
Ese es su modus operandus.
No se limpia las hojas en ningún momento. Se trata de un ficus fétido, es decir, de un ficus que no solo no puede ser decorativo, sino que además no proporciona buen ambiente al hogar, como podrían hacerlo unas hojas de albahaca o de menta.

Este es el mayor problema. Su olor corporal. Sus exudoraciones son dignas de el más alto perfumista de Paris, que espero que con este aroma sea capaz de hacer un perfume como el que hacen con el excremento de ese zorro que no recuero su nombre muy bien.

Direis, "Decidle que se duche y ya está", se le ha dicho. No fui yo, lo reconozco, pero se le ha dicho.
Yo le hablé de las maravillosas virtudes del botón de la cisterna a la hora de desacerse de sus desechos líquidos. Incluso de lo limpio que queda el inodoro, (que en su caso de INodoro no tiene nada), si se usa la escobilla. Dos veces cada cosa. Pero por decirle a un tio de casi 30 años que se debe duchar...

La verdad es que conozco la opinión de casi todos mis lectores, ya que hablo con ellos personalmente y conocen el problema. Algunos hasta personalmente. Pero me gustaría saber la opinión de personas totalmente ajenas al conflicto y que puedan darme alguna idea.
Una amiga me dijo que pusiera cubos de agua en su puerta y que asi le gastaba todos los dias una bromo ademas de regar la planta. Pero no se si me atrevería a abrir la puerta de su habitación. De hecho, me estoy planteando sellarla.

En fin, el pobre está bastante mal. No es que se vaya a morir. Los ficus tienen una asombrosa vida media muy longeva, creo, pero lo que si es cierto es que, entre su grandiosa locución, sus grandes formas de hacer amigos, sus dotes domesticas y su peculiar manera de tener higiene, o de no tener, mejor dicho, le va a proporcionar una vida llena de relaciones sociales y satisfacciones.

En fin, lo dicho, espero vuestras opiniones.

3 comentarios:

funka far away dijo...

Como la vida misma, lo has expresado de la manera más clara que puede haber...y si se lo explicamos así? 'mira, nene, que te tienes que limpiar las hojas'...Yo voy a volver de mi exilio con las pilas puestas y dispuesta a no dejar pasar ni una. Por cierto ¿espolvorizadores? ¿no habrás querido decir 'pulverizadores'? Oye, que yo cobro por hacer estas correcciones...jeje...es broma(bueno, es broma que te vaya a cobrar a tí, pero en cierto sentido sí que cobro por estas cosas)
Bueno, que sigo con mi exilio.
A los demás lectores: como parte afectada por el problema de falta de higiene del ficus, os pido respuestas y posibles soluciones. Incluso consejos para una eventual puesta en marcha del 'plan 66'

Anónimo dijo...

Jojojojo, pobre plantita que seguro que no es para tanto, pero es que estos de Villarrubia son muy exageraos para todo.
La mejor solución es echarle "sin querer" algo por encima que no le queden más narices que ducharse o que se rían de él en el trabajo y por la calle :D

Ocaña`s boy

Rabanero dijo...

Tengo el placer de haber conocido a esa plantita, y creo adivinar, sin ser un experto, que sufre una extraña variedad de Síndrome de Diógenes.

Como tal, su patología es la de acumular todo tipo de mierda, con la particularidad de acumularla sobre sí mismo. Por tanto, si alguna vez se le colocara en contacto prolongado con agua en constante renovación -también llamada ducha-, el sujeto/objeto caería en una profunda depresión al ver cómo sus más preciados tesoros, en forma de cascarrias, se diluyen en jabón y desaparecen por el sumidero.

Eres un insensible elitista, que aborreces a las personas por sus defectos que, por otra parte, todos tenemos. Algún día te toparás con alguien que te aborrezca a tí -como yo- por tu enorme cantidad de defectos que, de hecho, tienes.

Así sabrás lo que es penar, tal y como tú estás haciendo penar a tu pobre ficus.

Por cierto, que espero que le hayas dejado suficiente agua -de beber, se entiende- y compost para este fin de semana. No sea que cuando llegues huela a ficus, pero a ficus muerto.

Un odioso abrazo.