martes, 24 de octubre de 2006

Los Delinqüentes son una banda ...

... de bandidos.

Pues eso, que el pasado 21 de octubre, en el circulo de arte de Toledo, con algunos amigos, estuve en el concierto de los delinqüentes. Un concierto divertido, recomendable (alguien me matará por no decir que es el mejor concierto del mundo).


Me lo pasé bien, y estuvo entretenido, pero no llegaron a entusiasmarme. No tanto como a cuatro muchachas de Zaragoza, que se plantaron en el concierto, en una sala con aforo para unas 500 personas, sin entrada. Como otros muchos que se quedaron con las ganas.

Ya es la segunda vez que los veo. La anterior fue en el Viñarock de Villarrobledo del 2005. Aunque aquí llegué casi a mitad del concierto. Y no fue, ni de lejos, lo que más me gustó. Me gustó mucho más "El bicho".

Tocaron su "clásico" repertorio, de sus cuatro discos. Acabaron con un zapateado a la hora y 45 minutos.

5 comentarios:

Rabanero dijo...

Dicen por ahí que entraron al recinto por la puerta normal, en chandal, y que luego se fueron de fiesta a un kiosco ratonero.

Qué triste es la vida de un perroflauta... ni teniendo dinero puedes aparentarlo.

Sé feliz y libertad para maría ®. Todos los derechos reservados. Ahora, también en tu móvil.

Rabanero dijo...

Por cierto, muy bueno eso de las zaragozanas. Pobrecicas, aunque se lo merecían por poco espabilás. Mira que organizar un viaje y no preocuparse de reservar entradas o preguntar si había aforo limitado, al menos.

Seguro que no conocían una de las máximas perroflautíes: No tocar para más de 500 personas, ya que eso te convierte en un vendido al sistema. Bueno, luego cobran la entrada a 15€ y lo ganado por lo perdido...

anilmanchego dijo...

Rabanero1: Si, fue bueno, gracioso y bueno, mira que hay sitios para hacer fiestas en Toledo, y tener que ir al kiosko base, es bonito, pero cutre. Espero que al menos les dejaran elegir a ellos la música, por que si no....

Rabanero2: Respecto a las zaragozanas, al final consiguieron en reventa dos o tres entradas. Y así consiguieron entrar, llorandole un poco al portero, las cuatro. Creo que, con diferencia, eran las cuatro caras más sonrientes del concierto. Parecía que levitaban. Todos los que estabamos por allí, y eramos muchos, que sabiamos de su problema, nos alegramos de que al final pasaran.

funkaemancipada dijo...

Por alusiones: no te voy a matar por no decir que fue el mejor concierto del mundo, a mi tampoco me lo pareció. Pero me gustó mucho, y me divertí, porque esta gente no son los mejores músicos, pero son buenos, ni su música es una maravilla de la técnica, pero es original y con muchas influencias, muy bien resuelta. Creo que lo hacen bien, eso es todo, y por eso me gustan. Lo que no me mola es que haya gente que por desconocimiento los critique y los confunda con otras cosas.
Por lo menos reconoces que te divertiste, un gran paso.
¿Qué es lo del kiosko base? ¿se fueron allí de fiesta? que raro...

anilmanchego dijo...

Pues si, kiosko base.

Resulta que conozco a uno que estuvo invitado, peeeero que al final no fue. Este me dio la información.