sábado, 23 de julio de 2005

La gurruñaña

Se trata de un personaje imaginario. Es una vieja bruja que se lleva a los niños que no se cenan toda la comida o no hacen los deberes. No la he oido demasiadas veces, pero me ha venido ahora a la cabeza y la he querido poner aqui.
Otra forma de llamar a las brujas con un nombre bastante bonito es en polonia donde la llaman la "baba yaga", aqui hay otro enlace. Aunque supongo que lo será en todos los pueblos eslavos. Recuerdo estar en una casa de Polonia donde con una familia que tenian un chiquillo de por aquel entonces unos 5 años. Era todo un trasto, creo recordar que se llamaba Rafal (leido rafau, la l es de esas con un palote), pues el muchacho se acojonaba, llegando a llorar si dabas un golpe a la mesa sin que el lo viera y decias baba yaga y despues te quedabas en silencio, le entraba un miedo alucinante.
Otros seres imaginarios de mi zona son los martinicos, es el nombre que se les pone en Andalucía y en La Mancha a los duendecillos. Sobre todo en las casas. Cuando se oyen ruidos en el piso de arriba o bien ruidos de esos que hay siempre en las casas viejas, se dice: "Serán los martinicos". Yo aun lo uso cuando se rompe algún ordenador.

En Villarrubia de Santiago tienen otro significado para la palabra gurruñaña.

3 comentarios:

funka contra las brujas dijo...

Muy bonito eso de asustar a un pobre niño polaco de cinco años dando golpes en la mesa y esperando que el chiquillo se fuera por la patilla abajo, anda que...
Nunca me han gustado esas prácticas en los críos, mis padres no las utilizaron con nosotros. REcuerdo que una vez mi madre me asustó con 'Camuñas' (otro clásico) y debí poner tal cara de susto que mi madre cogió un osito mío de peluche y me dijo 'mira, este es Camuñas, se va a poner triste si no te duermes ya'. Bastantes miedos tienen ya los críos, como para inventarles fantasmas...
(Vaya post-bronca que he clavao, jo, estoy un poco tensa con esta semana de disgustos que llevo)

anilmanchego dijo...

Hombre, el chiquillo era un poco trasto, asi que no le venía mal creer en brujas.

Respecto al tio camuñas, que te dijeran que se ponía triste no es lo peor, en otros sitios el tio camuñas es como un tio del saco, por lo que creo que no es para tanto que se pusiera triste.

Y alegra esa cara que seguro que la semana al final mejora.

la funka dijo...

Ya sé que lo normal es que te asusten con que se mosquea, pero mi madre me dijo que se ponía triste (mientras me enseñaba el osito, un osito de color naranja bastante feo y entrañable) para que yo no me acojonara, y es que yo he sido siempre bastante miedica, desde bien pequeña...no hacía falta que me asustaran, ya me asustaba yo con las cosas que me imaginaba.