martes, 24 de mayo de 2005

Cosas diversas

Ayer fui a ver la última de la guerra de las galaxias.

Me despoje de todo sentido critico y adopté la mente del niño que vió por primera vez alguna pelicula de estas con 10 años. Y disfruté. Me gustó bastante más que las otras dos. Me pareció una bonita historia de caballeros con sus caballos y fieles escuderos, mientras las princesas esperan el retorno de su amado. Es justo lo que quiería ver.

Pero claro, tras esto, volvió a mi la mentalidad que destruye las cosas. Y lo más sorprendente, llegue a la conclusión de que era mejor de lo que esperaba. Aun con sus fallos y cosillas, pero mejor de lo que esperaba.

Es realmente un universo el de las Star Wars bastante clásico, desde mi punto de vista, haciendo que nos guste a todos, o casi todos. Tiene los elementos tipicos de una historia de caballería. De hecho, creo que me pasa como a un Alonso Quijano, que se pasa el día leyendo historias de caballerías y decide que lo que él quiere ser es un caballero y "desfacer entuertos".

En fín, me ha gustado.

2 comentarios:

Funka dijo...

Muy romanticón estás tú con esto del Quijote y el IV Centenario...no sé, yo más que una historia de caballerías lo veo como la historia de Roma Antigua (el paso de la República al Imperio) y la lucha del bien contra el mal. La historia de amor es importante en el sentido de que del fruto de esa unión nacen Leia y Luke, que serán los que deberán traer la paz.

anilmanchego dijo...

Puede ser, pero no me refiero a la pelicula, ni a la historia. Sino al "frikismo" que genera esta.
Respecto a la peli, por supuesto que es una alegoría del Imperio Romano, descafeinado pero Imperio Romano al fin y al cabo. Descafeinado respecto por ejemplo a Yo Claudio, que ahi si que había intriga palaciega.